Por qué se odia tanto al Real Madrid?

Me gustaría sentarme frente a frente con este grupito de “periodistas” como Carmen Barceló,Quim Domenech,Carlos Fité,Diego Torres o Roberto Morales entre otros y que me expliquen cara a cara y con un fundamento contundente y desmotrable acerca de por qué reparten cera día tras día a nuestro Real Madrid,a nuestro entrenador,a nuestro crack portugues,a nosotros la afición y a todo lo que englobe la palara Real Madrid.
Nuestro equipo puede gustar mas,o gustar menos como todo en la vida,pero no merecemos un ataque constante por parte de los medios de comunicación de este país,ya no solo se habla en el sector deportivo,también se nos cuestiona en programas como Sálvame de la cadena Tele5.

Ese bombardeo diario hacia el equipo de Chamartin viene acompañado de una devoción ciega y enfermiza hacia nuestro eterno rival.Tal es la ceguera de este grupo de personajes antes nombrados,que se festejaron echos tales como que Messi y Piqué incendiaran la moto de un empleado del club,o también fue justificado el echo de que Messi diera un balonazo a un aficionado madridista quien disfrutaba tranquilamente en la grada de un buen partido de fútbol entre los 2 mejores equipos del mundo;pero como si todo lo antes mencionado no fuese motivo suficiente para preguntarnos por qué nos odian tanto este fin de semana pasado en el partido que nos enfrentó a Osasuna vimos una imágen lamentable en la grada,4 imbéciles (porque no son mas que simples imbéciles enemigos del fútbol) se ensañaron con un padre y sus 2 hijos por el simple echo de que esta familia madridista había colocado una bandera del equipo de sus amores en una de las gradas del Reino de Navarra.
Es necesario llegar a tal punto de que un padre no pueda ir a un partido de fútbol con sus hijos tranquilamente por culpa del odio que nos tienen algunos subnormales?
Los abogados del Real Madrid deben actuar de forma inmediata,porque ser el mejor equipo del planeta tiene sus consecuencias y el día menos pensado eso costará la vida de un aficionado y ahí se desatará la guerra.